EL PODER TERAPÉUTICO DEL ARTE

04.07.2015 18:33

En arteterapia aprovechamos el valor del arte para reflejar los hechos, la realidad, ya sea mimética o simbólicamente; para expresar "de otra manera" lo que no somos capaces de decir con palabras. Trabajar con imágenes facilita la expresión de lo consciente, pero también de emociones y sentimientos de los que a veces es difícil hablar. Trabajar con imágenes nos hace reconocer la realidad, reflexionar sobre ella.

Utilizando el arte, las imágenes, el proceso creativo y las respuestas de la persona ante su creación, podemos ayudar a crecer de manera integral y saludable porque se da la oportunidad de:

  • Desarrollar la sensibilidad y la creatividad: la expresión artística es un medio privilegiado porque enseña a ver(te), a observar de manera consciente y "de otra manera" la realidad, flexibilizando el pensamiento, favoreciendo la capacidad de resolver problemas.
  • Catarsis: en el proceso de expresión plástica se estimula la liberación intensa de emociones previamente contenidas, de esta manera se ayuda a abordar situaciones conflictivas sin experimentar demasiada ansiedad.
  • Darse cuenta (insight): desde la percepción relajada como en una experiencia de juego, dejando fluir lo oculto e inconsciente y desde una mirada atenta, proyectando hacia el exterior, vivenciando lo subjetivo. Proyectando sentimientos, impulsos... La frase central es "ahora me doy cuenta".
  • Comunicar: las sensaciones, los conflictos, a veces son difíciles de formular. El arte puede utilizarse de manera simbólica, como metáfora, permitiendo expresar sin tener que traducir a palabras lo más profundo, lo complejo.
  • Estructurar los pensamientos -  sentimientos - emociones: una de las ventajas de comunicarnos está en el hecho de que al hacerlo estructuramos nuestro pensamiento, nos da claridad y nos hace más conscientes de nuestra realidad.
  • Empezar a san(e)ar: un conflicto sana si se hace consciente, si se expresa, si además somos capaces de liberarnos de su presión, de visualizarnos "siendo capaces" de experimentar nuevos y mejores caminos. 
  • Ayudar a madurar.
  • Crecer en autoconcepto positivo y autoestima.
  • Aprovechar las cualidades terapéuticas que tiene la práctica artística: como experiencia de flujo, de sentirse creador, capaz de expresar y experimentar.
  • Desarrollar aspectos psicomotrices: psicomotricidad fina y gruesa.

En arteterapia se puede trabajar desde múltiples y variadas disciplinas: desde la música, la danza, el teatro, las artes plásticas, el títere, la poesía, etc. o realizar actividades interdisciplinares. Pero no es necesario "tener habilidades artísticas" para participar en ellas ya que la finalidad primordial no es estética.

 

Contacto

Jessica Pedrero Gómez: Socióloga, Especializada en Psicología Social, Experta en Coaching Personal y Monitora de Mindfulness y Risoterapia.

Nuria Motis Boix: Trabajadora Social, Especialista en Arteterapia y Creatividad, Máster en Coaching social para la Motivación y los Procesos de Cambio y Monitora de Musicoterapia.

634 55 18 82
615 99 09 27
rietequieretesuperate@hotmail.es