LA ANSIEDAD

05.03.2013 09:56

La ansiedad es un mecanismo natural que tenemos las personas cuyo objetivo es prepararnos física y mentalmente (se aumenta el ritmo cardiaco, se manda más oxigeno y sangre a los músculos, se segrega adrenalina…) para afrontar un hecho peligroso/problemático o  enfrentarnos a una amenaza o reto. Se puede decir que es un mecanismo de supervivencia de la especie. Por esto la ansiedad es un recurso valioso, cuando se mantiene en niveles normales, el problema surge cuando nos desborda, porque causa el efecto contrario, nos bloquea y somos incapaces de reaccionar.

Si esta ansiedad se prolonga en el tiempo, puede desembocar en un Trastorno de Ansiedad Generalizada o TAG: la persona sufre una sensación casi permanente de angustia, preocupación o incluso miedo, por causas que no es capaz de definir claramente y sin poder tampoco controlarla. La persona se mantiene en continua tensión y alerta,  le resulta extremadamente difícil relajarse (no os preocupéis que tiene solución, os lo digo por experiencia).

 

 

SÍNTOMAS:

Físicos

Taquicardia, palpitaciones, opresión en el pecho, falta de aire, temblores, sudoración, molestias digestivas, náuseas, vómitos, “nudo” en el estómago, alteraciones de la alimentación, tensión y rigidez muscular, cansancio, hormigueo, sensación de mareo e inestabilidad.

Las alteraciones más graves cursan con insomnio, trastornos de la alimentación y disfunciones sexuales.

Psicológicos

Inquietud, agobio, sensación de amenaza y peligro, inseguridad, sensación de vacío, temor a perder el control, recelos, sospechas, incertidumbre, dificultad par tomar decisiones.

En casos extremos, temor a la muerte, a la locura. Suicidio.

De conducta

Estado de alerta e hipervigilancia, bloqueos, torpeza o dificultad para actuar, impulsividad, inquietud motora, dificultad para estarse quieto y en reposo. Estos síntomas vienen acompañados de cambios en la expresividad corporal y el lenguaje corporal: posturas cerradas, rigidez, movimientos torpes de manos y brazos, tensión en las mandíbulas, cambios de voz, expresión facial de asombro, duda o crispación.

Intelectuales o cognitivos

Dificultades de atención, concentración y memoria, aumento de los despistes y descuidos, preocupación excesiva, expectativas negativas, rumiación (pensar mucho en algo), pensamientos distorsionados e importunos, incremento de las dudas y la sensación de confusión, tendencia a recordar sobre todo cosas desagradables, sobrevalorar pequeños detalles desfavorables, abuso de la prevención y de la sospecha, interpretaciones inadecuadas, susceptibilidad, etc.

Sociales

Irritabilidad, ensimismamiento, dificultades para iniciar o seguir una conversación, en unos casos, y verborrea en otros, bloquearse o quedarse en blanco a la hora de preguntar o responder, dificultades para expresar las propias opiniones o hacer valer los propios derechos, temor excesivo a posibles conflictos, etc.

Dentro de esta patología se darán episodios más agudos alternándose con otros más llevaderos.

 

CAUSAS:

El factor común a todas ellas es no vernos nos recursos para afrontar una situación.

- Situaciones prolongadas de estrés

- La falta de sueño

- Un ambiente laboral o familiar conflictivo

- El exceso de ruido

- Fallecimientos

- Separaciones

- Toxinas del alcohol

- Algunos medicamentos

Hoy en día  las causas pueden ser:

- Temor a perder o haber perdido el trabajo.

-  No ser aceptado socialmente

-  Padecer o creer que padecemos una enfermedad física.

-  No cumplir con nuestras expectativas o con las de los demás.

 

CONSECUENCIAS:

- Sentimientos de infelicidad

- Depresión

- Alteraciones del sueño

- Deterioro de las relaciones sociales

- Consumo de sustancias nocivas (alcohol, tabaco, …)

 

COMBATIR LA ANSIEDAD

- Ejercicio físico (segregarás endorfinas, destensarás los músculos, al cansarte podrás dormir mejor).

- Relajación (en internet hay infinidad de ellas, si no me pides a mi alguna).

- Enfrentarse a las causas (recordad la intervención sobre como vencer el miedo).

- Cuidar la alimentación (informarse sobre que vitaminas tienen los alimentos).

- Proponernos una rutina (nos hará coger confianza al saber que tenemos que hacer: dar un paseo, quedar con alguien, leer…).

- No tener miedo a lo que puedan pensar las demás personas (si hablamos de lo que nos pasa, veremos que hay más que en la misma situación que nosotros o que ha estado, podrán aconsejarnos y también, entendernos).

- No anticipar que nos va a dar un ataque de ansiedad o pánico (el pensarlo lo provocará. Si llegará a producirse, hay que saber que igual que vino se irá. El cuerpo es muy sabio).

 

EJERCICIOS PARA CONTRARRESTAR LA ANSIEDAD

 

EJERCICIO DE RESPIRACIÓN

Cogemos aire y contamos los segundos que tardamos en hinchar el abdomen y los pulmones. Cuando no podamos más, retenemos el aire 3 veces el tiempo que tardamos en coger el aire, y después soltamos el aire en la mitad de tiempo que lo hemos retenido. Ejemplo:

- Cogemos el aire durante 4 segundos (4 x 3 =12 segundos).

- Retenemos el aire durante 12 segundos (12/2 = 6 segundos).

- Soltamos el aire tardando 6 segundos.

 

PARADA DE PENSAMIENTO

Dile  STOP  a tus pensamientos. Busca un frase que te identifiques como “ya vale”, “basta ya”, “que no”, “para”….la que tu elijas, y cada vez que te vengan a la cabeza esos malos pensamientos di esta frase y empieza a pensar en otra cosa.

Es difícil al principio, ya que nuestros pensamientos son como la corriente de un río, tenemos que aprender a pararnos cuando deseemos.

 

OBSERVADOR DE TUS PENSAMIENTOS

Unos monjes budistas, los Yoguis, para logar la paz interior, se dedicaban a ser meros espectadores de sus pensamientos. Puedes imaginarte en un balcón viendo pasar tus pensamientos, sin detenerte en ellos.

Contacto

Jessica Pedrero Gómez: Socióloga, Especializada en Psicología Social, Experta en Coaching Personal y Monitora de Mindfulness y Risoterapia.

Nuria Motis Boix: Trabajadora Social, Especialista en Arteterapia y Creatividad, Máster en Coaching social para la Motivación y los Procesos de Cambio y Monitora de Musicoterapia.

634 55 18 82
615 99 09 27
rietequieretesuperate@hotmail.es