MENSAJES PARENTALES

06.10.2016 20:49

En esta ocasión queremos hablaros de la importancia que tienen los mensajes que transmitimos a los niños, en este caso  por parte de los padres, tutores o personas a cargo de un pequeño,  tanto los que se transmiten a nivel consciente (dándonos cuenta de lo que hacemos) o inconsciente (no nos demos cuenta), ya sea de manera verbal (lenguaje hablado),  no verbal (gestos) y  paraverbal (forma/tono cómo decimos las cosas).

 

Consciente

Inconsciente

Verbal

“Nunca haces nada bien”

No verbal

 Fruncir el ceño, como signo de desaprobación.

Paraverbal

Decir “debes ser paciente” con voz rápida.

Para ello vamos a utilizar la teoría del Análisis Transaccional, un sistema de psicoterapia individual y social que se engloba dentro de la psicología humanista. Fue propuesto por el psiquiatra Eric Berne a partir de los años 1950 en Estados Unidos, quien lo divulgó a través de su libro “Juegos en que participamos”.

La filosofía del Análisis Transaccional parte del principio de que “todos nacemos bien”. Berne decía metafóricamente “todos nacemos príncipes y princesas”. Después en nuestras relaciones con los demás tomamos decisiones autolimitadoras con las que nos convertimos en “sapos o ranas encantadas”. Es decir, nacemos libres de valores y creencias pero según vamos creciendo éstos se van formando a partir de las experiencias vividas, las cuales pueden dar lugar a creencias y comportamientos que limitan nuestro potencial humano y nos impiden desarrollar una vida plena.

Explicado de otra manera, los sentimientos y emociones sentidos en una determinada situación, se quedan grabados en nuestra mente (por cuestiones de supervivencia, que en este artículo no nos detendremos a detallar), los cuales serán reproducidos hoy en situaciones iguales o similares como cuando ocurrieron, es una programación mental que nos hace actuar instintivamente. Por eso decimos que las experiencias pasadas determinan las conductas de hoy. Veamos un ejemplo:

Si un niño corre a abrazar a un progenitor y éste le aparta ya sea porque tiene mucho trabajo, porque está viendo la televisión o simplemente porque en ese momento no le apetecía dar un abrazo, este niño se sentirá rechazado. Si ocurre esto una sola vez, tal vez el niño no se forme la creencia “no valgo nada”, pero si esta situación se repitiera frecuentemente, no sólo por parte de un progenitor si no por cualquier persona, al final esa creencia quedaría instaurada en la mente del niño. Esta creencia determinará su comportamiento ya que al no sentirse valorado, al creer que no tiene la estima de los demás, no intentará demostrar cariño por miedo al rechazo, por miedo a volver a sentir aquello que sintió la primera vez con su progenitor. Este niño y más adelante el adulto, no tiene permiso para demostrar lo que siente. 

MENSAJES PARENTALES: Permisos y prohibiciones.

Todo lo que un padre hace o expresa con respecto de su hijo está dotado de significado para el niño, éste lo capta todo como mensajes que expresan la prohibición o el permiso de continuar con una conducta o expresión, señales que marcan la dirección que tomar en las diferentes situaciones que se le presentan en la vida, así como mensajes que expresan la amenaza de lo que pasará si no se actúa según las expectativas de los padres.

Estos mensajes expresados por los padres, influyen directamente en cómo será la actitud del niño ante la vida. En base a esas conductas y frases expresadas,  el niño construye sus mensajes (cuadros uno y dos), y  los interioriza.

LOS PERMISOS

Desde el Análisis Transaccional, la palabra “permiso” significaría dar libertad de acción a una persona para satisfacer sus necesidades básicas y derechos humanos. No tiene aquí el sentido de obedecer: No tiene que ver con que el niño obtenga un permiso de los padres para hacer algo.

Permiso son los ejemplos conductuales de los padres que nos invitan a vivir nuestra propia vida. Lo explicaremos más adelante.

Ø  Los tres aspectos del permiso:

  1. Conductas parentales y de nuestros mayores
  2. El lenguaje: Conductas expresadas en frases
  3. Libertad interior de expresión de uno mismo.

Es decir, los ejemplos y las palabras externas  no sirven de nada si la persona no tiene ella misma permisos internos. Quien interiormente se está diciendo “no te acerques a los demás“, es inútil que otros le inviten a hacerlo. Solo cuando él oiga dentro de sí un “puedes acercarte a los demás”, lo hará con naturalidad y disfrutará con el acercamiento .Tiene permiso interior para hacerlo.

 

LOS MENSAJES DE LOS PERMISOS:

Vive, siente, piensa, acércate a los demás.

 

Conductas expresadas en frases:

Mensajes interiorizados a partir de estas frases:

 

 

Mensajes 

de

 “vive”

 

 

-  “Da gusto vivir”.

- “¡Qué bonita es la vida!”

- “¡Que alegría tenerte con nosotros!”

- ”Tienes mucho por vivir”.

- “Puedes vivir y ser feliz”.

 

- “Sé tú mismo”.

- “Crece a tu propio ritmo”.

- “Crece hasta tu propio nivel”.

 

 

 

Mensajes 

del

 “siente”

 

                                                                         

-   “Te quiero mucho”.

-   “¡Deja que te un beso!”.

-   “¡Qué contenta estoy de ti!”.

-    “Me gusta que te diviertas”.

-   “Dime qué deseas”.

-   ”Estás guapísimo/a”.

-   “Puedes expresar lo que sientes”.

-   “Si estás triste, puedes llorar”.

 

- Muestra lo que sientes.

- Expresa tus sentimientos.

- Disfruta.

- Diviértete.

- Pide lo que necesites.

-  Acepta tu sexo.

 

 

 

Mensajes 

del 

“piensa”

 

- “Me gusta como piensas”.

- “Voy a deciros lo que pienso”.

- “¿Qué piensas tú?”.

- “Tienes razón”.

- “Estoy de acuerdo con lo que dices”.

- “Puedes conseguirlo”.

-  “Es importante lo que dices”.

 

    - Tú vales. 

    - Tú sirves.

    - Tú decides.

    - Logra .

    - Haz por ti mismo.

    - Triunfa.

 

 

 

Mensajes 

de

 “acércate a 

los demás”

 

 

- “Ven aquí, junto a mí”.

- “¿Qué gusto volver a verte?”.

- ”Me alegra que hayas venido”.

- “Quiero invitaros a cenar”.

- “Deseo estar con vosotros”.

- “Puedes buscar amigos”.

- “Contamos con presencia”.

  - Comparte con los otros.

    -  Se simpático.

    - Muestra afecto.

    - Da y recibe afecto.

 

 

LAS PROHIBICIONES 

Son la falta de libertad de acción de una persona para que satisfaga sus necesidades básicas y  sus derechos humanos. Estas prohibiciones son transmitidas por sus mayores.

Aquí la palabra prohibición sí que hace referencia al sentido de obediencia que tiene en el lenguaje corriente. Pero va mucho más allá de este sentido. Prohibir detecta la presencia de una autoridad que tiene poder sobre nosotros.

En muchos casos estas prohibiciones son válidas. Por ejemplo la prohibición a los niños que subir solos en los ascensores. No son así cuando estas prohibiciones emanan de órdenes autoritarias que asaltan los derechos legítimos de las personas.

Con ellas se asaltan y asesinan partes vitales de la personalidad y se obliga a renunciar a ellas o por falta de invitación o prohibición directa, siendo más lamentable el primer caso, por constituir un estrangulamiento no consciente.

Los tres contenidos de la prohibición:

1. Conductas parentales, de nuestros mayores donde se manifiesta la falta de permiso.

Un niño que ve a su padre rígido y sin llorar ante la muerte de alguien querido, está recibiendo la prohibición (a nivel inconsciente) de:”no sientas “,”no manifiestes lo que sientes”,”no se llora”.

2. Un lenguaje apropiado a la no vivencia personal.

Los padres principalmente a los varones, suelen decirles:”no llores”. ”Los hombres no lloran”, con esto se les está prohibiendo una manifestación emocional que puede ser adecuada a situaciones diversas.

3. Falta de libertad interior de expresión de uno mismo.

Si dentro de mí mismo está latiendo con fuerza la idea transmitida de “se un fracasado”, nadie ni nada podrá hacer de mí que salga a flote en la vida a no ser que alguien me ayude a cambiar ese mensaje prohibitivo por el de permiso “yo puedo conseguir lo que me proponga”.


MENSAJES DE PROHIBICIÓN:

No vivas, no sientas, no pienses, no te acerques a los demás.

 

Conductas expresadas en frases:

Mensajes interiorizados a partir de estas frases:

 

Mensajes 

del

"no vivas"

 

   - “Yo tengo mucho que hacer, no         cuentes conmigo”,

-  ” ¡Cuando os pierda de vista me voy a quedar a mis anchas!”.

-  ” ¡Por qué no te mueres de una vez!”.

-  ”No puedes.., eres un niño/a”.

-  ”Por mí haz lo que quieras”.

- ”Que a gusto estaba cuando era    soltera".

-  No seas tú mismo.

-  No crezcas.

-  no cuentes conmigo.

-  Sé un delincuente.

-  Sé un loco.

-  ¿Qué hago yo aquí?

- Soy un estorbo en mi      casa.

Mensajes

 del 

“no sientas"

El guión de vida construido sobre este tipo de mensajes tenderá de una manera clara o solapada hacia un final trágico que girará en torno a conductas autodestructi-vas.

 

-  ”Aparta, que pegajoso eres”.

-  “Deja de molestar con tus risas”.

-  ”No llores, los niños no lloran”.

-  ”Mira que valiente tenemos”.

-  ”Si te fastidia te aguantas”.

-  ”Mira qué feo es cuando llora”.

-  Pórtate bien y no pidas nada “.

-  ”No te quiero oír”.

-  "¡Cállate!”.

- No muestres lo que sientes.

- No expreses tus sentimientos, si los expreso soy molesto y soy débil.

-  No disfrutes.

-  No pidas lo que necesites.

-  No aceptes tu sexo.

-  Si necesitó algo, mejor no     lo pido y que me lo          adivinen.

Mensajes 

del 

“no pienses"

Son mensajes de padres que se siente amenazados por sus hijos, que constituirán guiones de vida en los que el individuo se acercará al éxito pero no se va a permitir alcanzarlo.

 

-  ”¿Cómo te atreves a preguntar eso?”.

-  ”Los niños se callan cuando hablan los     mayores”.

-  “Déjame en paz, y no preguntes”.

-   "tú a callar y a obedecer”.

-  ” Quita, ya hago yo eso que tienes que       hacer”.

-  "tú no sabes de qué va”.

-  ”no importa lo que digas”.

-  "eso son tonterías... tú trabaja”.

     -  No vales.  

     - No sirves.

     - No decidas.

     - No Logres.

     - No me superes.  

     - Cuando hago algo                  siempre fracaso.

Mensajes del

 “no te acerques 

a los demás”

Este tipo de mensajes los transmiten padres o cuidadores con problemas de aceptación y expresión de sus propios sentimientos hacia otros.

-  ”Uno no se puede fiar de la gente”.

-  ” ¡Ten cuidado con los otros!

-  “Ya tenía ganas de que se fuera”.

-  ”Hay que guardar las distancias, no          me toques”.

-  “El mejor amigo es un libro”.

-  ”Tener hijos es una desgracia“.

 

- No confíes en nadie.

- Se antipático.

- No muestres afecto.

-  No tengas amigos.

- No puedo fiarme de los      demás.

- Las personas son muy       desagradecidas.

Esperamos que esto os haga tomar conciencia a todos y todas que sois padres y madres y a todas las personas que tratan con niños/as con frecuencia. Vuestras palabras pueden ser un motor o un freno en el desarrollo del potencial de los pequeños.  Os invitamos a demostrarles amor, a dar caricias físicas y emocionales, a hacerles sentir confianza, aceptación, respeto, a aprobar su autonomía, ayúdenles a integrarse y a realizarse. Háganles capaces de dar amor.

Eric Berne decía:

“Todos nacemos bien, todos nacemos príncipes y princesas. Todos tenemos un cierto potencial humano que podemos desarrollar. Yo soy responsable de mi vida y decido, para bien o para mal, lo que es bueno para mí y lo que hago con ella. Todo el mundo (con sólo algunas excepciones, como los graves daños cerebrales) tiene la capacidad de pensar. La gente decide su historia y su destino, y estas decisiones se pueden cambiar”.

Para finalizar os dejamos con un poema:

Vuestros hijos no son vuestros hijos.

Son los hijos y las hijas del ansia de la vida por sí misma.

Vienen a través vuestro, pero no son vuestros.

Y aunque vivan con vosotros, no os pertenecen.

Podéis abrigar sus cuerpos, pero no sus almas,

Pues sus almas habitan en la mansión del mañana

Que vosotros no podéis visitar, ni siquiera en sueños.

Podéis esforzaros en ser como ellos, pero no intentéis

Hacerlos a ellos como a vosotros.

Ya que la vida no retrocede, ni se detiene en el ayer.

Sois los arcos con los que vuestros hijos, cual flechas vivas, son lanzados.

El arquero ve el blanco en el camino del infinito,

Y él, con su poder, os tenderá, para que sus flechas

Puedan volar rápidas y lejos.

Que la tensión que os causa la mano del arquero sea vuestro gozo,

Ya que así como él ama la flecha que vuela,

Ama también el arco que permanece inmóvil.

G. Khalil Gibran

 

Contacto

Jessica Pedrero Gómez: Socióloga, Especializada en Psicología Social, Experta en Coaching Personal y Monitora de Mindfulness y Risoterapia.

Nuria Motis Boix: Trabajadora Social, Especialista en Arteterapia y Creatividad, Máster en Coaching social para la Motivación y los Procesos de Cambio y Monitora de Musicoterapia.

634 55 18 82
615 99 09 27
rietequieretesuperate@hotmail.es