TALLER/CURSO MUSICOTERAPIA

 

 

 

“La música expresa aquello que no puede decirse con palabras pero no puede permanecer en silencio” Víctor Hugo.

 

 

¿QUÉ ES LA MUSICOTERAPIA?

Denominamos Musicoterapia a la utilización de la música y el sonido en los procesos terapéuticos y de desarrollo personal del ser humano.

La Musicoterapia puede prevenir y rectificar desajustes patológicos a nivel físico, mental, emocional y espiritual en personas que lo necesiten, siendo una herramienta de enorme utilidad en el tratamiento de determinadas enfermedades, especialmente mentales y neurológicas.

 

LÍNEAS BÁSICAS EN MUSICOTERAPIA

El enfoque musicoterapéutico contiene tres líneas básicas:

1. Musicoterapia Creativa:

Se aplica a los pacientes que, con bastante capacidad cognitiva, poseen también movilidad y capacidad de vocalización suficientes como para participar activamente en la creación de canciones y música rítmica.

Las dinámicas y la alegría de la música nos lleva a disfrutar del momento sin pensar en nada más, desarrollándose los beneficios terapéuticos a nivel inconsciente.

2. Musicoterapia Receptiva:

Esta segunda línea de trabajo está más orientada hacia las personas que no pueden participar activamente en la sesión por razones físicas o cognitivas. En este caso, el musicoterapeuta debe estimular a los participantes utilizando básicamente dos vías para comunicarse: el sonido y la emoción.

El sonido es una energía vibratoria que va unida al movimiento. El universo entero está en continua vibración y movimiento. También nuestro organismo, cada una de nuestras células, así como el líquido que contiene nuestro cuerpo se mueven y emiten pequeñas vibraciones que recorren todo el organismo.

Utilizando ciertos instrumentos se puede acceder al mundo vibracional del organismo favoreciendo lo que en medicina se conoce como homeostasis.

3. Conciertos en directo: 

Se puede completar la terapia musical con actuaciones en directo de diferentes formaciones instrumentales o vocales para que los participantes experimenten nuevas sonoridades y comprendan los diferentes lenguajes de la música.

 

OBJETIVOS: 

  • Mejorar la calidad de vida al contar con un espacio para el desarrollo de la subjetividad.
  • Fortalecer y/o recuperar potencialidades y habilidades desconocidas o perdidas.
  • Ampliar las vías y modos de comunicación y expresión.
  • Promover ejes relacionados con: motivación, expresión, creatividad y afectividad.
  • Favorecer la mutua escucha entre los participantes del grupo.
  • Ampliar la capacidad cognitiva, la atención, la memoria y la expresión verbal.
  • Provocar cambios en las facultades psicomotoras como la coordinación, la motricidad fina y gruesa, el control y coordinación del movimiento, percepción espacial, desplazamientos, lateralidad…
  • Reforzar la autoestima mediante actividades musicales autorrealizadoras, aumentando así la confianza en sí mismo.

 

CONTENIDOS:

  • La música como vehículo de expresión de emociones.
  • Sentir y expresar emociones.
  • El cuerpo en movimiento: balancear, bailar, jugar, imitar…
  • Regulación de estados de ánimo a través de la música.
  • Contacto con bloqueos emocionales.
  • Movilización de energías a través de la música y la expresión corporal.
  • Toma de conciencia del propio cuerpo, asumiendo su globalidad (aspectos motores, cognitivos y afectivos).
  • Relajación y visualización.

 

BENEFICIOS:

  • Aumento de la comunicación y la expresión, favoreciendo el desarrollo personal.
  • Mejora de la percepción y la motricidad.
  • Favorece la expresión de problemas, inquietudes, miedos, bloqueos, actuando como alivio de la ansiedad.
  • Equilibrio psicofísico y emocional.
  • Mejora en las respuestas psicofisiológicas registradas en diferentes parámetros: encefalograma, ritmo cardíaco, amplitud respiratoria…
  • Mejora del rendimiento corporal y aumento del riego cerebral.
  • Acercamiento a niños que por su problemática resulta más complejo: autismo, psicosis…

 

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?

A niños y adultos con:

  • Dificultades en el aprendizaje.
  • Problemas de conducta.
  • Trastornos profundos en el desarrollo (autistas).
  • Con deficiencia mental.
  • Con dificultades para la socialización.
  • Con baja autoestima.
  • Con trastornos médicos crónicos y/o degenerativos.

A personas que no tienen problemas de salud pero quieren emplear la música para:

  • Reducir el estrés.
  • Como apoyo en el proceso del parto en las mujeres.
  • Aumentar la creatividad y la capacidad de resolver problemas.
  • Disminuir la ansiedad.
  • Mejorar la autoestima.
  • Aprender nuevas formas de expresión, verbal y no verbal.

Contacto

Jessica Pedrero Gómez: Socióloga, Especializada en Psicología Social, Experta en Coaching Personal y Monitora de Mindfulness y Risoterapia.

Nuria Motis Boix: Trabajadora Social, Especialista en Arteterapia y Creatividad, Máster en Coaching social para la Motivación y los Procesos de Cambio y Monitora de Musicoterapia.

634 55 18 82
615 99 09 27
rietequieretesuperate@hotmail.es